20 de enero de 2007

William Greaves - Symbiopsychotaxiplasm




Criterion Collection acaba de editar en DVD una de las obras claves del cine independiente y underground estadounidense, Symbiopsychotaxiplasm Take 1. Rodada en 1968 por el realizador afroamericano William Greaves esta obra de título impronunciable es un lúcido retrato documental de la creación de un filme ficcionado, rodado en los exteriores del Central Park de Nueva York. El eje central es una autoreflexión, llevada hasta sus últimas consecuencias, sobre la propia realización de una película. El resultado es un continuo cruce de miradas, una permanente filmación que documenta otra filmación, que a su vez intenta, sin resultados definitorios, filmar una ficción. Los protagonistas son: dos actores, un hombre y una mujer en la treintena, que repiten insaciablemente los mismos diálogos sobre la posibilidad de tener un hijo y hacer avanzar su relación; un equipo de rodaje que, a espaldas de su director, pone en duda las capacidades de éste para coordinar toda la puesta en escena y el propio director, observando perspicaz todo lo que acontece a su alrededor, sin convencer a sus compañeros del desarrollo de la acción, ni definir in situ su voluntad entorno a la filmación, pero resolviéndola con maestría posteriormente, en la mesa de montaje. La continua divisón de encuadres aplicados al metraje final (2 y hasta 3 acciones presentadas simultánemante) convierten estos 75 minutos en una obra libre y espontánea, brillantemente resuelta, que documenta el propio proceso creativo, hasta con códigos de tiempo. El año 2003 se rodó una segunda versión -Symbiopsychotaxiplasm Take 2 1/2-, también presentada en el DVD, gracias al hallazgo que supuso para Steven Soderbergh y Steve Buscemi descubrir la calidad de Symbiopsychotaxiplasm Take 1.

Más información: http://www.criterionco.com/

3 comentarios:

  1. Albert,

    qué tal. pude ver ambas hace un tiempo en el festival de cine independendiente de Buenos Aires. aunque en lo personal no la considero como un film clave del underground. no lo sé, si bien mantiene un contacto común con la obra maestra de Jim McBride, David Holzman Diary, Symbio... resulta una película más típica, tradicional e incluso previsible una vez descubierto su mecanismo. ni hablar de su segunda parte, un extra de DVD independizado.

    saludos.

    ResponderEliminar
  2. No se cuál es el nivel cualitativo de cada una de las películas que dices ni si se pueden comparar, pero la verdad es que las dos son brillantes. La segunda parte producida por Soderbergh no vale la pena, entonces?

    Saludos

    ResponderEliminar
  3. Albert,

    si me preguntas, la segunda parte no aporta absolutamente nada al espíritu aparentemente rupturista de la primera. rupturista de qué? de la mostración hiper-objetiva del cinema-verité (o cine directo), corriente que partió a la mitad el discurso documental de la segunda mitad del siglo XX. y digo aparentemente ya que a mi entender no lo lleva hasta las últimas consecuencias. cosa que sí hace Jim McBride, en otra película con los mismos propuestos. si uno se atiene a la historia oficial, Symbio: Take 1 es una película que se le presentó abruptamente a Greaves, nunca salió a buscar eso (ele quipo filmó paralelamente sus discusiones, luego incorporadas por Greaves). de nuevo, cosa que sí, pensó detalladamente, magistralmente McBride para su David Holzman Diary.
    Symbio: Take 1 fue filmada en 1968 y permaneció “encajonada” hasta 1991. la idea para su segunda parte fue "encontrada" por Greaves durante la exhibición de su antecesora y el diálogo con su público. y más adelante por el dinero de Soderbergh/Buscemi.
    lamentablemente, ni ese espíritu original sobrevivió en la continuación: todo en Symbio: Take 2 1/2 resulta trivial, revisionista, ensayado, acartonado. y sobre todo extremadamente autocelebratorio.

    saludos.

    ResponderEliminar