22 de mayo de 2014

El pas del riu – Lluís de Sola


El pas del riu (2013)

La película El pas del riu (2013) será una de los títulos presentes en el próximo Festival Internacional de Cine Lima Independiente. Lluís de Sola, el director de este largometraje premiado en el festival barcelonés l'Alternativa, nos pidió que escribiéramos una breve reseña para el programa de la muestra peruana. Las cuatro líneas que siguen a continuación reflejan la agradable impresión que nos causó un filme que es todo un homenaje al 16mm:

Filmar en soporte de 16mm es una manifestación artística a contracorriente; un acto deliberadamente atemporal no exento de melancolía. Lluís de Sola lo demuestra al documentar, en El pas del riu, los quehaceres rutinarios de un joven ermitaño que se aloja en una caravana ubicada en medio de la naturaleza. Ensimismado en un proceso de creación enigmático –elaborado mediante herramientas cinematográficas añejas–, el protagonista filma libremente el paisaje, revelando meticulosamente su representación visual. Una cámara a cuerda, decenas de bobinas, metros de celuloide y líquidos para revelar son los elementos de los que se sirve el alter ego del director –interpretado por Xavier Valls– para establecer vínculos con el mundo que le rodea y tratar de hallar respuestas a su deriva vital. El hecho de filmar se convierte en el pretexto para relacionarse con su entorno más cercano, contemplando la frondosidad de los árboles, escuchando el canto de las pájaros, asombrándose ante el fluir del río. Con criterio metodológico el cineasta compone unos planos hermosamente fotografiados en blanco y negro, que elaboran sutiles narraciones dentro del encuadre. Rompiendo la “cuarta pared” es como Lluís de Sola introduce unos diálogos escritos tan ingeniosos como metalinguísticos. Una puesta en escena observacional y unos paisajes sonoros de tono hiperrealista acaban configurando una película insólita, serenamente perseverante, cuyo reverso cinematográfico se titula El riu. Esta otra pieza silente de doce minutos fantasmagóricos rodados en 16mm, conforma, junto al largometraje, un valeroso díptico que es todo un elogio al cine analógico.









El pas del riu (2013)

No hay comentarios:

Publicar un comentario