26 de mayo de 2010

Literal Music Videos

Publicado en venuspluton!com

Take On Me, A-Ha

La revolución digital del medio audiovisual ha desencadenado la aparición de tendencias más o menos amateurs que, gracias a las posibilidades de difusión de internet, han alcanzado cotas de popularidad inverosímiles. La proliferación de literal music videos es uno de estos fenómenos inmediatos que de vez en cuando circulan por Youtube. Estos vídeos musicales de imágenes apropiadas describen con ironía y sentido del humor las características formales del videoclip, modificando la letra de la canción, sin alterar las cualidades melódicas del tema musical. El resultado es hilarante.

Con apenas un año y medio de vida se ha convertido en un fenómeno internacional que desde sus inicios ha tenido una acogida inusual. El joven realizador norteamericano Dustin McLean (aka Dustball y Dusto McNeato) es el artífice de este subgénero. En octubre de 2008 decidió utilizar el clásico videoclip Take on me de A-ha para desvelar la absurdidad de la narración, más allá de sus eficaces animaciones –a modo de viñetas de cómics dibujadas a mano–. Head over heels de Tears For Fears y Under the bridge de Red Hot Chili Peppers son otros de los vídeos que se pueden visionar en su web DustFilms. Resulta relevante observar cómo la voz del propio McLean se asemeja a las originales, mientras critica sutilmente la resolución del vídeo, como si se tratara de un karaoke analítico. En marzo de 2010 Dustin McLean colgó su última producción hasta la fecha: el China Girl de David Bowie.

Los problemas legales referentes a los derechos de autor, controlados por las grandes multinacionales de la industria musical, es una de las trabas que tienen que sortear unos creadores que, a menudo, encuentran el beneplácito del músico homenajeado/parodiado. Es el caso de Beck, a raíz del mítico tema Loser –parece ser que a los pocos días de la publicación del LMV decidió incluirlo en su web–.

David A. Scott se ha convertido en uno de los realizadores más aventajados de los literal music videos, especialmente gracias al tratamiento del texto y las voces del Total Eclipse of the Heart de Bonnie Tyler, uno de los más relevantes del movimiento.

Estamos ante una práctica que recoge influencias del found footage, el VJing y los mash-ups, para celebrar una cultura audiovisual que pone en duda sus referentes musicales, indicando, cómicamente, el sinsentido de ciertos recursos formales de vídeos musicales. Medios escritos como The Wall Street Journal se han interesado por los entresijos de un género que amplia su espectro a medida que pasan los días. Eso sí, con mayor o menor fortuna. Entre los más desastrosos: la nueva versión del Smells like teen spirit de Nirvana.


Under the bridge, Red Hot Chili Peppers
 Loser, Beck

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada